Si, necesito otra escuela. Una escuela donde realmente las cosas cambien y el proceso de enseñanza-aprendizaje este centrado en el alumno y no el profesor. Una escuela donde el claustro realmente pueda llegar a sentirse como un solo equipo con un mismo sueño. Un claustro capaz de debatir y promover sus sueños. Un claustro capaz de sacrificar tiempo y dedicarlo para dialogar, aprender, reflexionar y sobretodo actuar. Un claustro horizontal capaz de escuchar y de olvidarse de prejuicios y etiquetas. Un claustro capaz de moverse y cambiar a pesar de las dificultades con las que nos encontramos en estos tiempos.

Necesito una escuela que realmente piense que las cosas pueden ser distintas, y que para ello no es necesario grandes inversiones de dinero ni de enfrascarse en doscientos mil proyectos. Un claustro que tenga claro que la calidad educativa no depende de papeles y de burocracia. Un claustro que entienda que la transmisión de conocimientos es algo obsoleto. Un claustro capaz de alejarse y decir adiós a la tiranía de los libros de texto y los contenidos aburridos e inconexos. Un claustro capaz de replantear lo que hace a diario. Un claustro capaz de abrirse a sus alumnos y alumnas, un claustro capaz de abrirse a las familias.

Necesito una escuela donde su claustro sea capaz de ceder su poder y dejarlo en parte al alumnado y sus familias. Un claustro que se crea de verdad que somos una comunidad educativa. Necesito una escuela que deje de pensar en que los exámenes es la única manera de evaluar a sus alumnos. Una escuela que entienda y valore la innovación y las inteligencia múltiples. Una escuela donde la formación y la investigación sea la base de toda practica educativa. Una escuela donde los alumnos y alumnas aprendan el verdadero misterio del aprendizaje. Necesito una escuela donde los aprendizajes cobren sentido y donde los alumnos y alumnas sean capaces de buscar su propio camino en la senda del aprendizaje. Una escuela donde la investigación y la experimentación manipulativa tenga peso.

Necesito una escuela capaz de replantearse los agrupamientos, los espacios y los horarios. Necesito una escuela distinta, una escuela que luche por transformarse a si misma y su entorno. Una escuela que no este ajena a la sociedad en la que vive. Una escuela de todos y todas para todos y todas. Una escuela que realmente permita a los niños y niñas formarse como ciudadanos críticos y activos. Necesito una escuela distinta a la que estoy. Necesito una escuela que se abra a otras escuelas. Necesito una escuela publica y de calidad, pero no calidad de papeles, si no de calidad humana.

Necestio, urgentemente, una escuela nueva.