En demasiadas ocasiones vivimos encerrados entre muros que nos impiden ver experiencias de las que podriamos aprender a diario. No se si es por comodidad, por falta de ganas, por nuestro propio dia a dia, por la situación que nos rodea, por la desidia… pero la realidad es que ahí fuera hay cientos y miles de experiencias de las que podemos aprender y podemos extrapolar a nuestros centros escolares. Y es que todo eso que alguna vez has imaginado que pudiera suceder en tu escuela, realmente puede pasar, quizás, alguna escuela ya lo lleve en marcha. Para poder producir un cambio de este tipo en nuestras escuelas hacen falta dos cosas:

- Por un lado tener la capacidad de diálogo y reflexión suficientes como para poder admitir que hay cosas que no estamos haciendo bien o quizás, simplemente, podriamos hacerlas mejor.

- Por otro lado, recuperar la ilusión y las ganas de mejorar nuestro dia a dia, sea cual sea la situación que nos rodee. Y partir de la base de que todos y todas tenemos cosas interesantísimas que compartir, empezando por nuestro alumnado y sus famílias, a los que tantas veces dejamos de lado en determinadas cosas.

¿Empezamos a imaginar?

  • ¿Te imaginas una escuela basada en el diálogo igualitario y la democracia real?
  • ¿Te imaginas una escuela en la que las programaciones y las evaluaciones fueran compartidas, dialogadas y reflexionadas con las familias y el alumnado?
  • ¿Te imaginas una escuela en la que hubieran solo claustros para hablar de como podemos mejorar nuestra escuela?
  • ¿Te imaginas una escuela donde no existan las comisiones de disciplina sino que más bien existan grupos de compañeros y compañeras expertos en la resolución de conflictos en base al diálogo?
  • ¿Te imaginas una escuela que no sea esclava de los libros de texto?
  • ¿Te imaginas una escuela donde los alumnos y alumnas son protagonistas de su aprendizaje basándose en el aprendizaje por proyectos, tareas…?
  • ¿Te imaginas una escuela donde las aulas están abiertas a la participación de adultos de la comunidad escolar y donde el maestro/a ya no está solo?
  • ¿Te imaginas una escuela donde los agrupamientos por edad han desaparecido?
  • ¿Te imaginas una escuela sin horarios, solo con la entrada y la salida?
  • ¿Te imaginas una escuela capaz de reinventarse a si misma?
  • ¿Te imaginas una escuela donde la palabra “segregar” se encuentra solo en los diccionarios y la palabra “inclusión” es una realidad en el dia a dia?
  • ¿Te imaginas una escuela basada en al aprendizaje experiencial y activo? ¿Una escuela capaz de poner al alcance del alumnado todos los materiales bien organizados y secuenciados según sus niveles de edad y organizados en diferentes espacios?
  • ¿Te imaginas una escuela repleta de libros y espacios cómodos, alegres y divertidos donde poder disfrutar de la lectura?
  • ¿Te imaginas una escuela abierta a la realidad del dia a dia, dejando libre acceso a las nuevas tecnologias como herramientas que posibilitan una mejora del aprendizaje? ¿Te imaginas a tus alumnos y alumnas utilizando el movil en clase para aprender? ¿Utilizando tuenti o facebook?
  • ¿Te imaginas una escuela que no sufriera recortes en épocas de crisis?
  • ¿Te imaginas una escuela donde las evaluaciones no son calificaciones y lo que se pone en duda no son las capacidades del alumnado sino más bien las capacidades del profesorado y la comunidad escolar para hacer frente a sus necesidades?

Supongo que sabrás que muchas de estas preguntas, tienen respuesta, tienen nombre y apellidos. Hay cientos de escuelas por el mundo que no están en nuestra imaginación, que son reales, con sus aspectos positivos y negativos, con sus problemas, con sus capacidades monetarias, dentro o fuera de la crisis, en otro tipo de sociedad… pero lo más importante de todo esto, es que son REALES, son experiencias de las que poder APRENDER. Pero para ello, es necesario algo muy importante, partamos de la base de que podriamos hacer mejor las cosas, dediquémosle el tiempo y el esfuerzo que se merece, abramos los oidos para poder escuchar lo que tienen que decir los demás y no pensar que cada uno puede hacer lo que quiera en su trabajo. Trabajamos por y para nuestro alumnado y sus familias, y eso es algo que no deberiamos olvidar nunca. El alumnado y sus familias pueden decir mucho en la escuela que quieren, así que debemos darles voz y voto.

¿Podemos considerar que cambiar nuestras escuelas es cosa solo de los maestros y maestras? Desde mi punto de vista, esta forma de ver las escuelas como lugares donde los maestros y maestras deciden como será la escuela, nos limita y nos impide crecer y mejorar. Si conoces proyectos de escuelas que están haciendo un gran trabajo, te invito a comentarlas con información en los comentarios y así entre todos conseguir una bateria de enlaces para poder investigar, conocer, reflexionar y sobretodo aprender para mejorar nuestras escuelas.

¿Te animas?

NOTA: Aquí iré añadiendo más preguntas:

  • ¿Te imaginas una escuela donde la CREATIVIDAD no se aniquile desde los primeros años de escolarización¿
  • ¿Te imaginas una escuela donde se desarrollan de forma integral nuestros alumnos y alumnas y se potencian sus capacidades?
  • ¿Te imaginas una escuela donde las artes ocupan el lugar que se merecen y no son menospreciadas?
  • ¿Te imaginas una escuela comprometida con el desarrollo del alumnado y no teniendo en cuenta la cantidad de proyectos en los que participa?
  • ¿Te imaginas una escuela en la que el alumnado sea feliz y aprenda divirtiéndose?